Archivos de la categoría ‘Uncategorized’

s

Luis Enríquez Bacalov ha hecho que algunas películas donde colabora, sean inolvidables gracias a su espectacular música. El Cartero por ejemplo.

Ahora, el ver a Jamie Foxx y Christoph Waltz montados en caballos, recorriendo el viejo Oeste, acompañados de música de Bacalov, es simplemente impresionante. . Y teniendo como cerebro de producción y dirección a uno de los más fervientes creyentes del Spaghetti Western, la emoción y expectativa sobre Django aumenta aun más.

Esto pasa en la primera media hora de la nueva película de 1 de los 3 genios más grandes de Hollywood (según yo) Quentin Tarantino Django Unchained.

La película se sitúa poco antes de la guerra civil en el sur de Estados Unidos, donde un grupo de esclavos son trasladados hacia un destino desconocido por los terrenos oscuros de Texas. Cuando de la nada, un peculiar y descarado cazador de recompensas (Christoph Walts), montado en un carruaje de dentista,  intercepta el camino de los esclavos, preguntando por 3 hombres a los cueles quiere matar y cobrar esa jugosa cantidad de dinero, como el buen cazador que es.

Uno de los esclavos (Jamie Foxx), contesta que el los conoce, es entonces cuando en “Dentista” Alemán, decide comprar a Django, matar a uno de los hombres que transportaban a los esclavos, y dejando al otro a merced de los demás esclavos.

Es así como comienza la aventura del Dr. Schultz y Django. Que van recorriendo estados del sur de Norteamérica, matando gente y cobrando recompensas. Durante el camino, Django le cuenta a su compañero y liberador, que dejó una esposa en las plantaciones de Candyland, cuyo dueño es un atractivo, curioso y despiadado Calvin Candie (Leonardo DiCaprio).

Schultz y Django llegan a un acuerdo y deciden ir a Candyland, haciendo pensar a Candie que su visita es para comprar un feroz luchador de peleas clandestinas organizadas por el mismo Calvin y su gente. Cuando su meta en realidad es rescatar a Broomhilda, la esposa de Django.

Sin embargo, cuando todo su plan corría a la perfección, Stephen (Samuel L. Jackson), el esclavo y mayordomo de Candie, se da cuenta del engaño y descubre que Django y Hilda se conocen.

Cuando el dueño de las plantaciones se entera de dicho engaño, toma a Broomhilda como rehén y exigen los $12000 dólares que supuestamente el Dr. Schultz y Django pagarían por el luchador. Estos se ven orillados a pagar dicha cantidad y pagan dicha cantidad para liberar a la esposa de Django.

Cuando están por irse de la casa de Calvin Candie, este exige que el Dr le estreche la mano para cerrar el trato como manda la ley, ya que de le contrario, Broomhilda seguirá bajo su mando. Ya con el ambiente tenso, Schultz no se contiene más y le dispara a Calvin, desatando un caos dentro de la casa, que termina con Candie y el octor muertos y Django matando a cuanto hombre se le ponía enfrente, pero que al final, termina siendo capturado junto con su esposa.

Una vez que ya ha sido torturado y apunto de ser castrado, Django es trasladado a un nuevo lugar, donde le aseguran que su trato como esclavo, será el peor de los infiernos. Sin embargo en el trayecto, Django logra engañar a sus captores y escapa.

Django regresa a donde su esposa sigue como rehén para matar a los que sobrevivieron a aquel enfrentamiento y una vez consumada la venganza, huir sano y salvo con Broomhilada, su mujer.

Una película al más puro estilo de Tarantino en cuento a la dirección. Filmando de la forma que al se le pegue la gana, con escenas y diálogos simplemente fantásticos. Con música y locaciones adecuadas para darle vida, fondo y color exacto a esta gran película.

El tema de la esclavitud y de razas no es como en aquellas películas tan mal intencionadas en cuanto a hablar de los negros, esclavos y esas cosas que a la gente en Estados Unidos le disgusta aun en estos tiempos.

Incluso hay líneas muy cómicas dentro del filme, que en lugar de asustarse o indignarse por tratar un tema tan delicado (En EUA Repito) te sacan una sonrisa tan necesaria en este peliculón.

Por ejemplo, en la película aparece el Ku Klux Klan, intentado matar a Django, y diciendo insultos que cualquier afroamericano se ofendería, pero al final de la secuencia, el famoso KKK termina siendo el hazme reír de todo mundo y dibujando a esta secta como una autentica caricatura.

La burla y la critica hacia ambos lados de la moneda en el tema del racismo esta claramente ejemplificada en Django Unchained.

Desgraciadamente la película se cae en la parte final. Después de llevarte a pasear por paisajes hermosos por todo Estados Unidos, con una banda sonora que te atrapa de lleno en la escena y con secuencias y diálogos fantásticos, en el ultimo tramo, se vuelve oscura, con diálogos de sobra y escenas que simplemente no aportan nada.

Aun con este desacierto, Django Unchained es otra obra maestra de Tarantino, que sin duda es fuerte contendiente a los premios de la academia.

Y ya por ultimo, Quentin es un genio y nos lo vuelve a demostrar al poner en su película a 2 hombres que en el momentos que los ves, te das cuenta de lo magnifico e impresionante que puede llegar a ser un filme como este.

Franco Nero y Don Johnson. 2 de los mejores 50 actores de la historia, según EW en el 2010.

Lo de Don Johnson es simplemente un lujo o capricho de Tarantino. Pero la aparición de Franco Nero es un claro guiño al personaje que el mismo franco utilizó en la película “Django” por ahí de mediados de los 60s, donde ese Django, también rescata a una mujer de manos de torturas y humillaciones Esta nueva historia no tiene nada que ver con esa película de 1966, pero el guiño y una forma de agradecimiento de Quentin, esta visto en esa aparición de Nero en Django Unchained.

Anuncios

Cuando se tiene un papá que no se calla nunca, le gusta hacerse el chistoso y siempre busca como llamar la atención, y una madre perfeccionista, trabajadora y sobre todo que busca evitarse problemas lo más que se pueda; El resultado es un hijo que no se puede estar en paz un solo momento, habla hasta por los codos y es súper mamón.

Ese soy yo, y los que me conocen lo saben, pero para los que no, me presento rápido.

Me llamo Carlos, nací 2 días antes de Navidad y en honor a Santa Claus estoy gordito y pachon como el. Soy un loco, fanático y enfermo por los deportes, en especial por el Jai alai y del Curling.

¿Qué? Les apuesto que ni sabían que existían esas cosas.

Escribo (me robo notas) para VAVEL. Un periódico deportivo en línea que en unos 2 o 3 años será el numero 1 en México, ya lo verán.

Me encanta la música. Cuando era un niño mocoso, mi hermana estaba en plena pubertad, por lo tanto yo escuchaba las mismas ridiculeces que ella (pop de los 90s) he de ahí mis gustos extremadamente jotos por la música. Aunque cuando entré a la secundaria, conocí a Jaime López, R.E.M y Café Tacuba y mi dignidad musical subió un poco de nivel.

Ahora que ya soy todo un joven serio, formal y maduro (o por lo menos eso creo) ya escuchó cosas mas “acá” como Bob Dylan, Bruce Springsteen y los dioses de todo el universo: JESSE Y JOY.

Como mucho tiempo de mi vida lo he desperdiciado bien televisión, me convertí en una especie de Paty Chapoy, y me hice adicto a ver series, películas y a todo ese mundo tan gatito del espectáculo.

Tengo una muy curiosa capacidad de caerle mal a la mayoría de la gente. ¿Por qué? No lo se, pero pasa muy seguido. Incluso al grado de querer golpearme, cosa que agradezco no hayan hecho aun.

Otra cosa que tienen que saber de mi es que siempre descompongo o hecho a perder todo en lo que me involucro, así que si me prestan algún día alguna cosa, no se, un celular, su ipod o algo por el estilo, lo más seguro es que ya no se los devuelva en buen estado.

Pues creo que ya. No hay más que decir, o más bien creo que eso es lo necesario para que me conozcan.

¿Les quedo claro? ¿O lo repito todo?